Circula el Plástico es la bajada del Pacto Chileno de los Plásticos, iniciativa que busca acercar a la ciudadanía el desafío de avanzar hacia una economía circular de este material.

El Pacto Chileno de los Plásticos (PCP) es una iniciativa liderada por Fundación Chile y el Ministerio de Medio Ambiente, que tiene como objetivo repensar la forma en que producimos, usamos y disponemos los plásticos, para asegurarnos que el material se mantenga circulando en el sistema y no contamine el medio ambiente.

Junto a todos los actores de la cadena de valor, incluyendo al sector público, privado y civil, trabaja de forma conjunta y articulada, generando colaboración e innovación para avanzar hacia una economía circular de los plásticos. Así desde su ámbito de acción, potencia la enorme oportunidad de creación de valor que se genera con esta nueva mirada y aborda la prevención de los problemas que surgen del mal uso que se le da a este importante material.

Compromisos del

Pacto Chileno al 2025

Los miembros del Pacto se unen para trabajar en cuatro ámbitos de acción que serán concretados a partir del cumplimiento de una Hoja de Ruta al año 2025, herramienta que entrega lineamientos concretos y a nivel país, a todos los actores involucrados en la cadena de valor de los plásticos.
25%

Los envases y embalajes plásticos deben tener entre sus distintos formatos en promedio, un 25% de material reciclado.

Eliminar los envases de un solo uso

Tomar acciones para eliminar los envases y utensilios plásticos de un solo uso que sean problemáticos o innecesarios a tráves del rediseño y la innovación.

100%

100% del packaging plástico debe ser diseñado para ser reciclable, reutilizable o compostable.

1/3

1/3 del packaging plástico domiciliario y no domiciliario debe ser efectivamente reciclado, reusado o compostado.

Nuestro compromiso es global. Esta iniciativa constribuye con los siguientes ODS: